Rousseau, El Emilio y La utopia del sueño educativo aun en el siglo XXI

Publicado en por Shendell Rivas. Psicopedagogía.

Rousseau decidió romper con el paradigma de la educación tradicional sin importarle la crítica, dejó una herencia literaria a la educación con el Emilio que inspiró a importantes precursores de la pedagogía como: Makarenko, Pestalozzi, Froebel, Dewey y Freinet.

Para Rousseau la educación está basada en que el niño es el centro  en el proceso educativo, gracias a él se tomó en cuenta por primera vez al niño y surgen diferentes técnicas de enseñanza basadas en el interés de éste propiamente más allá de lo que los adultos pudieran imponer.

El hecho de que Rousseau se base en sus propias ideas al escribir que el mundo debe ser cambiado rompiendo los moldes y lo único que busca es la enseñanza del hombre a vivir me hace cuestionar la forma en la que hoy en día aprendo, ¿es acaso lógico que una enseñanza tal del siglo XVIII esté apenas causando efecto en nuestro país?

Su tendencia por lo natural y dejar de lado el deseo de poder como finalidad educativa, poniendo mayor atención a la esencia del hombre en sí logra que me identifique con una forma de educar orgánica, en la que se debe tomar en cuenta la necesidad del niño, sus interese y encaminarlo hacia ellos tomando en cuenta las diferencias individuales buscando la realización propia en la vida más allá de ser educado para obtener riquezas y beneficios materiales, al conseguir la felicidad y el desarrollo pleno del ser, considero al igual que Rousseau que lo demás se dará por añadidura.

Por otra parte me es importante comentar que el mundo no está condenado a la insatisfacción, uno mismo es el responsable de creárselo, así como Rousseau fue de vida errante, hijo huérfano de madre a corta edad, criado por su padre quien dio en adopción a 5 de sus hijos, me atrevo a decir que no era el mejor de los entornos para crecer y desarrollarse; sin embargo, éste hombre logra dejarnos una herencia rica de analizar y decidir cómo llevar a la práctica más allá de hundirse en los problemas obtuvo muchas satisfacciones de su carrera como escritor. Es muy cierto que estamos a la deriva pero está en uno mismo propiciar el cambio hacia manejarnos como seres humanos que gustan y tienen el placer de vivir y desarrollarse lo más apegado posible a la naturaleza misma del ser.

El pensamiento sistemático de Rousseau en el que busca siempre la unidad me evoca la teoría de la Gestalt y logra que me identifique  con la necesidad y libertad, conocimiento y experiencia logrando hacer de ello un todo en sí mismo provocando una coherencia hacia la libertad autónoma en mi existencia.

A su vez considero que un punto que enriquece al Emilio es la incongruencia de Rousseau al mencionar en su libro 5 la postura que aun se tiene con respecto a la mujer en la cual este señala que la mujer sirve sólo para gustar al hombre, es interesante ya que puntualiza y hace que recuerde que está obra es del siglo XVIII y dirigida en sí a la educación del Hombre como género.

El saber está basado en el interés de los hombres/niños/varones puntualizando en cada uno, el Emilio no es una ficción novelesca es sencillamente el gran paso de la humanidad para el cambio de la pedagogía y nos logra mostrar la constitución del hombre, pura y natural; sin embargo el entorno mismo lo deforma y lo altera al grado de llevar la educación a ser una catástrofe.

En mi opinión las ideas de Rousseau tan apegadas a los intereses del niño y su psicología da paso a un mejor entendimiento de los en sí comprende la esencia humana. El niño no puede ni debería ser expuesto de inicio a los libros de texto ya que según Rousseau ésta acción lleva al niño a encerrarse en un mundo prefabricado con ideas de alguien más; lo importante es hacer pensar al niño, que cree sus propias ideas y reforzarlas con el fundamento teórico.

En contra posición al pensamiento de Rousseau en contra de la educación orientada al bien con fines políticos y estatales, en la actualidad en que vivimos en México en el siglo XXI es imposible separar lo que es la política de la educación ya que son el principal factor de que la educación este en la senda que va.

En general el Emilio busca la autodeterminación infantil, la cual es la raíz de lo que hoy es nuestro Programa educativo basado en “las competencias” pero con mayor atención a a naturaleza del niño en sí.

El papel del maestro en la escuela nueva es las de ser guía y provocador de aprendizajes a través de proyectos y actividades fundados a la practicidad bajo el punto de vista del ser, lo cual quiso decir Pestalozzi con corazón, cabeza y mano. Por tanto debe existir una pedagogía apegada a la enseñanza y equilibrio de estos tres elementos pero tomando en cuenta el amor, confianza y unidad de vida que Rousseau consideraba siendo estas las leyes que rigen el desarrollo de la naturaleza humana y le permite anticipar las evoluciones, provocando en el ser reflexión, actividad a posteriori es decir logrando la metacognición en su esencia misma.

El hecho de tomar en cuenta el corazón dentro de la ecuación no quiere decir que todo se deba enseñar subjetivamente guiados con el corazón sino marcar límites en este mismo a través de objetivos y finalidades planteadas y lograr el equilibrio entre corazón, cabeza, mano.

Para finalizar me atrevo a decir que comparto el sueño utópico y romántico de Rousseau en cuanto a la educación basada en la naturaleza y esencia del ser en sí, pero mi pregunta hoy es:

¿Cuántos siglos más tendremos que esperar o dejar pasar para ver estos cambios?

 

 

Comentar este post

Luis Javier 10/19/2010 18:02



Creo que tienes mucha razón en comentar que Rousseau da un gran paso al centralizar la educación en el desarrollo desde la infancia, sin embargo creo que valdría la pena hacer referencia a
que en la antigüedad muchas culturas habían identif ...icado lo importante que es la educación de los niños para el
desarrollo de toda la sociedad y que a su vez desarrollaron modelos diferntes a los llamados "tradicionales".

Casos como el de los griegos (como en la agogue espartana) ó los mismos mexicas nos demuestran que ya se había identificado lo importante que es para una cultura el atender las necesidades
educativas de los niños. Claro está, que las necesidades de cada sociedad nos dan las pautas de hacia dónde encaminar esa educación, pues hoy en día no le pondríamos una espada en la mano a un
niño como parte de su desarrollo educativo.

Todo lo anterior lo menciono como refuerzo a tu comentario de la "utopia" de Rousseau, pues aunque su idea no es tran revolucionaria en mi apreciación, si plantea una base cientifica sólida para
un modelo diferente de educación.



Carlos Fernandez 10/19/2010 17:22



No puede ser que los responsables de la educación en México, mas de dos siglos después, sigan creyendo en que su fin es egresar a más alumnos de sus diferentes niveles educativos y no realmente
exponenciar su verdadero potencial.


Por eso cada vez somos más con un titulo, pero sin un desarrollo pleno y mucho menos una preparación en las áreas que nos apasionan y que nos podrían convertir en expertos. El país seguira
escudandose en numeros (muy bajos por cierto) para justificar su incapacidad de realmente darle el beneficio de la educación a los alumnos en los distintos niveles... y por lo tanto seguiremos
hundidos en la mediocridad, eso si, con pedazos de papel colgados en nuestras casas que nos certifican como profesionistas.